miércoles, 17 de octubre de 2012

Cosas que me hacen sentir bien.



Me gusta ver que tras los espinos siempre hay algo bonito.

 Hola a todos!!!!!!!!!!!!!!!!!!!Me alegra mucho veros por aquí y espero que sigáis viniendo. Hoy quería hablaros otro poquito sobre mí, en realidad no es nada importante, solo me apetecía contaros alguna de esas pequeñas cosas que tanto me gustan y que me ayudan a ser feliz.

Este blog lo creé básicamente para dar ideas de ahorro y para que todos podamos vivir dignamente con la que está cayendo, así que claro, las cosas que os quiero contar son cosinas en esa línea, nada caro y sofisticado, que también me gusta, jejeje. No, hoy os diré esas pequeñas cosas que hacen que el día sea diferente, ese broche de oro para un día perfecto o esas cosas que me hacen ver el sol a través de la niebla.

Una de las cosas que más me gustan es bañarme, pero Bañarme con mayúsculas, no lo que hago casi siempre a mil por hora en la ducha. De vez en cuando, sobre todo en invierno porque en verano llego con arena de la playa y con calor y no apetece tanto, pero en invierno, algún fin de semana me encanta bañarme. Pero esos baños me gustan a mí  manera. Lo primero es tener tiempo, no quiero estar pensando que tengo que salir, hacer la cena o tender la ropa. Lo hago cuando sé que tengo bastante tiempo, y me encanta llenar la bañera de agua hirviendo y añadir sales que sean buenas. Cuando puedo y voy a Galicia, compro unas sales en la Toja que son geniales, y también compro gel, champú, body milk y cosas que son mucho mejores que las que venden aquí de esa marca. Pues ese gel y las sales las dejo para momentos relax. Y con la bañera llena de espuma enciendo alguna vela aromática, una o a lo sumo dos, más no, o un palito de incienso, y me llevo una infusión a la bañera. Con eso ya no necesito más, a veces pongo música pero si llueve dejo que sea el rítmico repiqueteo de la lluvia en los cristales quien ponga banda sonora a mi momento.
Os pongo mi infusión, una esponja y una velita muy mona en forma de mandarina, para que me recuerde mis baños.
 Otra de las cosas que me gustan, y que me hacen feliz es salir a caminar después de la lluvia. Creo que ya os he hablado de la lluvia muchas veces, pero no me canso. Cuando llueve, alguna tarde de otoño o de invierno, me gusta salir a pasear.

 A veces me gusta hacerlo por la ciudad para ver las luces reflejadas en los charcos y otras veces prefiero ir por el monte cuando todo huele a musgo. Y si algo me gusta de esas tardes, sobre todo cuando la lluvia ya ha cesado, es ver las gotitas de agua en alguna flor, esas gotitas tan chiquititas pero que nos dicen tantas cosas. Salir de casa después de la lluvia y sentir que la vida sigue y está llena de matices es algo que me encanta.
                                                    A veces desearía embotellar los recuerdos para volver a vivirlos cuando quisiera, y siempre siempre sacaría una flor pintada de lluvia.
 Y para continuar con esos pequeños placeres que nada cuestan y que tanto dan, os diré que soy una persona muy de olores, los olores me transforman, me transportan y me cuentan historias, así que podría estar hablando de olores todo el día, pero solo os diré alguno que me hace ver las cosas de otra forma. Uno que me encanta es el olor a hierba recién cortada, es un olor que me persigue desde la infancia. 

Me encanta ir al campo en la época de siega y respirar profundamente, pocos olores hay tan embriagadores. Pero no necesito desplazarme ni esperar para disfrutarlo. Muchas veces, cuando salgo de casa muy temprano, casi sin que haya amanecido y la bruma del alba aún no se ha disuelto, siento el olor a hierba recién cortada porque ya están segando en el parque que hay frente a mi portal, y esos días, al respirar profundamente sé que todo va a salir bien. 

Cuando era pequeña vivía también junto a un parque y recuerdo aquellas mañanas en que mi madre nos llevaba corriendo al cole, al cruzar el parque a veces olía a hierba recién cortada y nos hacía ver la mañana de otro color, nos apetecía ir a clase y hacer muchas cosas. Así que ahora, cuando huelo a hierba recién cortada presagio siempre cosas buenas.
En otoño los rollos de hierba me recuerdan uno de mis olores favoritos.
 Otra cosa que me encanta es contemplar el mar cuando está embravecido. Es curioso porque me encanta el mar en verano, claro que si, pero el mar rugiendo y de ese extraño color que no sabría definir, una mezcla de azules y grises que pocos pintores sabrían captar me hace pensar y dar gracias por estar viva y estar rodeada de gente que me quiere.
Me encanta este mar y este cielo, dicen tantas cosas...
 Me encanta ir a la playa en invierno, no sé que tiene, y ya os digo que es curioso porque por el verano me encanta ir a la playa con sol y bañarme y volver a tomar el sol, y otra vez más agua y más sol, pero en invierno me cambia el chip y disfruto paseando con los míos por una playa desierta, y me gusta que el rugido del mar nos envuelva, y me encanta el olor, tan distinto del verano, que huele a crema solar, cervecita y bocatas, ahora huele a sal, a frío y a algas. 
Qué diferente a los días de verano, con su murmullo y su amalgama de olores.
 Otro de mis pequeños placeres es echar un poco de colonia fresca en la almohada antes de dormir. Ya lo sé, puede parecer una bobada, pero es algo que me relaja un montón. No necesito un súperperfume ni una colonia maravillosa, con echar unas gotitas de colonia de bebé o una colonia fresca rica, de lavanda o de limón, me sirve. Eso, una rica infusión y un buen libro me ayudan a dormir en un momento.

Una de mis características es que me encantan las sorpresas, no me gusta la rutina aunque la considero casi imprescindible, pero me encanta sorprenderme y disfruto mucho con cualquier sorpresa. A veces, cuando cojo un abrigo que llevo meses sin poner, si encuentro un euro me llevo tal alegría que cualquiera diría que he encontrado un millón de euros. Y cuando eso sucede, suelo ir a echar una primitiva o comprar un cupón, ya que ha aparecido por sorpresa me gusta jugarlo. Y de vez en cuando, haciendo limpieza en algún bolso o chaqueta me hace mucha ilusión encontrar alguna entrada vieja de cine o de algún musical, parece tonto, lo sé, pero cuando lo encuentro y recuerdo la ocasión me encanta, como decimos en Asturias me presta un montón.

Y también me encanta encontrar en la calle monedas de un céntimo o dos, siempre las guardo aparte porque dan suerte. Quisiera llegar a juntar muchas, al menos un euro para echar una primi, pero hasta que no llegue no lo haré, no quiero poner dinero que no haya sido encontrado para que la suerte sea total. Y no os creáis que soy supersticiosa, para nada, pero sí me gustan estas tonterías de monedas de la suerte.

Una de las cosas que me hace sentir bien es sorprender a los míos, especialmente a mis hijos. No se trata de hacer a nuestros hijos unos caprichosos, pero de vez en cuando una sorpresita hace ilusión, y si voy a algún sitio y veo algo que sé que les puede gustar y es asequible, por ejemplo un frasquito pequeño de colonia, un CD de un grupo que les guste y que no sea última moda, que sea baratito, o unos pendientes chulos, o simplemente un bolígrafo guapo, me gusta cogerlo y dejárselo debajo de la almohada o encima de la mesa a la hora de comer, envuelto y aparente.
Me encantan las orillas de los ríos, y nunca se sabe quien puede andar por ahí.
 Otra cosa que me ayuda a terminar bien el día es hacer zapping y descubrir que ponen una peli que me gusta mucho y yo no lo sabía. A veces, creo que no hay nada que merezca la pena ver y ya pienso en poner algo que tenga yo a mi gusto cuando descubro que van a dar Titanic, Bajo el sol de la Toscana, El padrino o El talento de Mr Rippley, por decir alguna entre las miles que me gustan. Entonces me voy corriendo a la cocina, saco las palomitas de microondas que guardo para esas ocasiones y a disfrutar que la vida son dos días.

Son tantas las pequeñas cosas que me hacen sentir bien que podría estar horas, así que para ir acortando os diré que me encanta sentarme en el sofá los días de frío y lluvia y taparme con una mantita. A veces cojo unas que son de material polar y otras las que me hace mi madre de lana, con flores que son preciosas. Y para que sea perfecto, en esos días de mucho frío quiero que todos estemos en casa, y no solo mi familia directa, me gusta saber que mi hermana, mis cuñados, mis suegros y padres, mi tío, todos están en sus casas en los días de lluvia y frío. Y adoro salir a pasear, coger una flor y meterla entre las hojas de un libro, y luego, meses después, encontrarla allí, donde un día la dejé.

Y volviendo a los olores, me encanta asomarme a la ventana de la cocina de noche y respirar. A finales de mayo empieza a oler a verano, y me encanta ese olor, promesa de tiempos de relax y descanso, es maravilloso como huele, y lo largos que ya son los días. En cambio, en diciembre, cuando me asomo, me encanta que huela a Navidad, un olor a frío, humo y comida, un olor que me trae buenos recuerdos y que espero que me siga gustando durante mucho tiempo. Cuando estoy cansada, me asomo a la ventana y cualquiera de esos olores me hace sonreír.

Y ya para no aburriros más os diré que me gusta entrar en una iglesia y sentir el frío, el olor a incienso y la tenue luz entrando por las vidrieras, es algo que me gusta siempre que la iglesia sea antigua, me da igual que sea románica(mis preferidas), gótica o barroca, el caso es que cuente una historia, y también me encanta sentarme a la orilla de un río a leer en verano, entre sol y sombra, me encanta hacer picnics en otoño, con mantel de cuadros y sentados en el suelo, me encanta mirar fotos antiguas los días de lluvia y ordenar mis colecciones de postales, etiquetas y otras cosas también en invierno, cuando está frío. Cuando estoy un poco triste busco los diarios que escribía cuando era pequeña y sonrío al recordar lo trágico que era que una amiga no me hubiese elegido en el recreo en su equipo del escondite, o lo mucho que me emocionaba cuando algún niño me hablaba, o lo preocupada que estaba porque no sabía resolver un problema de mate, y ya si hablamos de la adolescencia…es entrañable leer los problemas que yo creía que tenía, qué inocencia. Y volviendo a mis pequeños placeres os confieso que me gusta mucho entrar en las cafeterías que huelen a café cuando aún es muy temprano, me gusta ir en el autobús rodeada de desconocidos e imaginarme a donde van, y me encanta que alguno de mis gatos se suba a mi regazo cuando estoy viendo la tele.
Que sensacón de paz entrar en una capilla chiquitita y recibir su tenue e irisada luz.
 Y ya como último detalle, y cambiando de tema aunque es algo que me ha gustado un montón, quería dar las gracias a los supermercados Lidl, y aprovecho para hacerlo aquí porque ellos también me sorprendieron. Un día de este verano me quedé con mi sobrina pequeñita y le compré las aceitunas rellenas de anchoas del Lidl porque la madre me dijo que le encantaban, y yo, para que se sintiese cómoda se las compré. Y no veáis que susto cuando entre las aceitunas entró una con hueso y la peque se me atragantó. Al final no pasó nada, excepto que a mí casi me da un infarto, pero ante el susto escribí a atención al cliente de estos supermercados explicando lo que pasaba. En seguida me respondieron, pidiéndome el número del lote y algún dato más, y yo, que precavidamente había guardado la lata, se los proporcioné. Al poco volvieron a contactar y me explicaron que habían revisado todo el proceso de elaboración y que iban a intentar que no volviese a suceder, aunque al ser todo mecánico es complicado, pero se disculparon y me enviaron 2 vales de descuento de 10 € cada uno que acabo de recibir. Yo no les escribí para que me enviaran nada, simplemente porque tenía un susto que ni os digo, pero he visto que han reaccionado y han dado la cara así que muchas gracias. A partir de ahora, siempre aplastaré las aceitunas sin hueso de cualquier niño con un tenedor, pero me gusta que hayan sido profesionales.
Siempre es más fácil el camino cuando te acompañan las flores y la primavera.
 Ahora si que me voy, deseando encontrar pequeñas cosas para que los días sean aún mejores, buscando la cara amable de la vida, perfumaré mi almohada, escucharé la lluvia desde la bañera o sacaré viejas fotos alguna tarde de tormenta. 

Y vosotros,¡qué hacéis para pintar vuestros días de color de rosa? Contadme, contadme, que soy una cotilla. Y recordad que podéis ampliar las fotos para verlas mejor, aunque no son de gran calidad, la verdad, pero rebosan cariño. Un besito para todos y nos vemossssssssssss.

42 comentarios:

  1. jajajjajajaj....
    y no me río de tí... (por supuesto!) sino de la alegría que me ha dado leer acerce de "EL OLOR DE LA NAVIDAD".

    A mi me encanta la navidad... y una vez le intenté explicar a una amiga mía y a su hermano que la Navidad HUELE.... y me decían que no lo entendían....

    pues sí, en diciembre me gustan esos días fríos con sol, en que empieza a oler a Navidad....

    También me encanta el olor a hierba mojada después de la lluvia.... y caminar y sentir ese olor...

    besos y feliz día!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bien que más gente conozca esos olores. La Navidad huele, y aunque pasen los años sigue oliendo igual. Un besito.

      Eliminar
  2. jajaja me ha encantado leerte, coincidimos en muchas cosas^^
    Adoro el mar!
    Ya no queda nada para navidad, el tiempo vuela!
    Un beso, RandomLights
    Facebook
    Twitter

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, me alegra que te guste y que coincidamos en tantas cosas. Tengo ganas de que sea Navidad, pero a la vez quiero saborear el otoño, vamos, que lo quiero todo. Un besito.

      Eliminar
  3. Yo también adoro el mar, y también me encanta ir a la playa en invierno, y el olor a hierba mojada,y el olor a café por la mañana, aunque no m egusta el café...y tomarme una infusión con velinas y incienso, aunque yo no puedo bañarme porque en casa tenemos dos duchas!!!cuando conocí a mi chico ya había hecho la reforma del piso, sino con dos baños en uno caías bañera fijo vamos!!además entra de sobra!pero bueno... muy bonito el post marigem!

    uh besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa, me alegra mucho que te guste. Es una pena lo de la ducha, pero si te toca la primi pudes resarcrte y poner una súperbañera. Un besito.

      Eliminar
  4. Coincido contigo en muchísimas cosas.
    Me ha encantado conocerte un poquito más.
    Desde luego no hay nada mejor que pararse y abrir los sentidos para poder disfrutar de todo lo que nos rodea.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras, y me alegra que coincidamos en muchas cosas, me encanta saber que el mundo está lleno de gente sensible y llena de ilusión. Un besito.

      Eliminar
  5. Coincidimos en mil cosas! :) Sobre todo en lo de darse baños..a mi en invierno...me encanta! :) Muchas felicidades por tu nuevo proyecto, me puse muy contenta cuando lo vi! Te lo mereces ;)

    http://doitnaturalnow.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por alegrarte por el proyecto, y me alegra coincidir tanto contigo. Es cierto que un baño te cambia el día, a mí por lo menos, me siento nueva. Besitos y te sigo leyendo.

      Eliminar
  6. Me gusta mucho leerte y ver que coincidimos en tantas cosas, supongo que eso es bueno porque sabemos apreciar los pequeños placeres de la vida :)
    Admiro mucho la forma tan positiva que tienes de ver la vida, y me da mucha envidia el cariño con el que hablas de tu familia..pero envidia sana ;)
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra coincidir en tantas cosas, es maravilloso ver que más personas aprecian esas pequeñas cosas. La forma positiva es fruto de la vida, a veces nos toca pasar por muchas situaciones difíciles y yo creo que solo podemos superarlas con una actitud positiva, si no lo hacemos así acabaremos mal. Y de mi familia...que te puedo decir. Pues que como en todas a veces nos enfadamos y no nos ponemos de acuerdo, pero confieso que tengo suerte, de momento al menos, y tengo una buena familia, que es lo que en el fondo me hace ser positiva. Me gusta leerte. Un besito.

      Eliminar
  7. No sólo las fotos rebosan cariño, sino todo el post, y eso me encanta. Yo también me fijo mucho en los olores (ya lo comenté alguna vez) y es verdad que hay algunos a los que ponemos nombre. Por ejemplo para mí no empieza de verdad el otoño hasta que huelo humo de leña (huele diferente a lo demás, lo prometo!) o por ejemplo no me sé los nombres de los perfumes, sino de la gente que conozco que los usa, se me queda grabado para esa persona.
    Me ha encantado el post, súperpositivo, y me hacía falta hoy!
    Bsitoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué cosas tan bonitas me dices. Yo también suelo asociar perfumes con personas, y con el paso de los años, aunque conozca a personas que usen el mismo perfume, los suelo relacionar con la que conozco de hace tiempo. Y el olor a leña es maravilloso, en el pueblo de mi abuela huele así y no tengo palabras. Un besito y gracias por leerme.

      Eliminar
  8. Yo comparto todas las cosas que has puesto salvo los baños. Hace años que no me doy uno en condiciones (y lo echo muchísimo de menos!!!) pero, al cambiarme de casa la bañera es muy pequeñita y no se está muy a gusto.
    A mi una de las cosas que me encantan es el olor a café por la mañana o el zumo de naranja recién hecho que me tomo en el desayuno (me carga las pilas!!). Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!!!!!!!!!!! Comprendo que en una bañera pequeña es incómodo. De todas formas yo me baño en ionvierno, en verano es rarísimo que lo haga, me da como ciera pereza. Y yo también adoro el olor a zumo de naranja, y el de café ni te digo. Un besito guapa.

      Eliminar
  9. Qué razón tienes en que realmente las pequeñas cosas son las que mejores recuerdos nos traen o nos dan momentos de felicidad!!! Yo a veces lo hablo con alguna amiga.. y es que me da pena ver a los niños, lo mal acostumbrados que los tienen a algunos... ver que hay algunos que solo valoran lo material.. es algo que me da pena.

    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!!!!!!!!Sí que da pena ver a los niños de ahora, tan superficiales y materialistas, aunque no pierdo la esperanza y lo único bueno de esta crisis es que van a tener que ser un poco menos caprichosos. Un besito.

      Eliminar
  10. Me ha gustado mucho tu entrada, como siempre muy positiva y entretenida!!! A mí me encanta salir a pasear sin rumbo...entre otras cosas. Un beso www.laestrelladelola.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, me alegra que te entretenga. A mí también me encanta salir a pasear sin rumbo. Besinossssssss.

      Eliminar
  11. Me parece que todas las cosas que dicen forman parte de los pequeños placeres que te da la vida, un baño, un paseo, un aroma...
    Uno de mis olores favoritos es el de un libro viejo, de esos que se conservan en casa xq son muy buenos y guardas con cariño para que alguien los lea.
    Me ha echo gracia lo que cuentas de las entradas de cine en el bolso, yo suelo guardarlas todas juntas (entradas de cine, cenas de clase, entradas de museo...) y de vez en cuando abro mi cajita de los recuerdos, y sonrio al verlos todos juntos, y saber que eso ha ocurrido en algun momento.
    Mi diario!! jajaja cada vez que lo abro me rio muchisimo, que insignificantes eran mis problemas en aquella epoca, y q muralla mas grande me parecian a mi

    Una entrada muy bonita, llena de momentos alegres. Me gusta xq leyendote recuerdo muchas de las cosas que yo hago. Esto me hace sonreir y acostarme muy felz, llena de optimismo

    Un beso
    miscajonesdesastres.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, no me acordaba del olor de loslibros viejos, si que me gusta. Y lo de las entradas, yo también suelo guardar esas cosas, pero a veces, sobre todo si es de un cumpleaños o algo así, me quedan por ahí y luego me gusta encontrarlas. Me encanta lo que me dices, es maravilloso saber que alguien se acuesta feliz porque ha leído algo tuyo. Muchas gracias y un abrazo.

      Eliminar
  12. A mí también entre otras cosas como a ti me encanta el olor de la hierba recien cortada.
    Soy muy de olores.
    Besos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que es genial saber apreciarlos olores. Deberíaninventar cámaras que captasen los olores y así cuando vemos fotos o un video de hace tiempo, podríamos oler las cosas. Besitos y gracias por leerme.

      Eliminar
  13. Como siempre, genial el post.
    A mi me gusto mucho leer tomando el sol. Casi todas las actividades al aire libre. Aunque en Galicia pocas veces puedes hacerlo si no quieres empaparte con la lluvia. Con estee temporal que tenemos ahora,saldrías volando...
    Un beso,
    Cristina.
    http://blog-andcoffee.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!!!!!!!!!!!!!!A mí también me encanta leer al sol, y aquí también hay un temporal que ni te digo. En Galicia no habrá mucho sol pero es tan bonito... me encanta, mi abuelo era gallego y yo voy cuando puedo. Me gusta toda la comunidad, no tiene un sitio que no me guste. Un besito.

      Eliminar
  14. love this post
    because your article is very interesting to read
    Cara Memakai Jilbab Modern 2012


    Teka Teki Lucu 2012
    nice post ..
    really very nice your post

    Daftar fb Baru
    Articles are very nice

    ResponderEliminar
  15. PUes yo prefiero bañarme en verano, para mi es mucho mas refrescante, jeje, claro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejej, que diferentes somos las personas. A mí en verano me da hasta pereza. Un besito.

      Eliminar
  16. Un post genial! lo del baño me encanta pero en mi bañera no quepo ni sentada....xd a mi me encantan los dias soleados me siento feliz cuando salgo en el descanso de la biblio a la calle y veo que el día está bien jeje tonterias pero bueno :P
    besitos desde http://think-trendy.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!!!!!!! Bueno, aunque no quepas en la bañera tienes muchos pequeñosplaceres, y es lo que importa. Un besito y nos vemos.

      Eliminar
  17. Coincidimos en un montón de pequeños placeres, el mar... me gusta el viento en las ventanas y los rayos en el cielo. Cosas gratis que nos da la vida y que son pequeños placeres que forman nuestros días.
    Si que has dicho mucho sobre tí, aunque no hayas contado tu agenda.
    Gracias y besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!!!!!!!! Me encanta coincidir en estas pequeñas cosas. Un besito, feliz fin de semana y muchas gracias por leerme.

      Eliminar
  18. ¡Qué bonito post!!!coincidimos en muchas cosas, yo también adoro salir a pasear después de llover y el olor a musgo al igual que el olor a hierba recién cortada.Soy de Galicia pero ya hace seis años que vivo en Asturias, estas cosillas son muy del norte.
    Cuando tengas tiempo te invito a visitar uno de mis dos blog, te dejo el enlace aquí del post que me gustaría que vieses.
    Un afectuoso saludo.
    http://losojosdesonia.blogspot.com.es/2012/08/i-love-british-isles.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Graciasguapa, yo adoro Galicia, mi abuelo era gallego y yo voy siempre que puedo. Que sepas que me ha gustado mucho tu blo. Un besito.

      Eliminar
  19. Se te echa de menos! Un saludo :)

    http://doitnaturalnow.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  20. Ya se que es tarde para escribir aquí, pero me he sorprendido por lo bonito de tus palabras! La gente que mira la vida de esta manera es admirable, hay que fijarse en cada detalle del mundo y disfrutarlo. Llevo estando algo triste y deprimida varias semanas, ya que llevo una mala racha en varios aspectos, pero la verdad es que cambiando el punto de vista todo puede mejorar y volverse como tú dices "de color rosa". Muchas gracias por compartir tus opiniones y experiencias, me has animado mucho! Tengo 17 años y espero seguir viendo la vida de esa manera tan especial, no quiero amargarme cuando lo vea todo complicado. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. No te preocupes que no es tarde para escribir, me encanta que te hayas pasado y me gustaría seguir sabiendo de ti. A veces tenemos malas rachas, y es normal sentirse deprimida, de hecho tampoco podemos estar todo el día riendo, pero en cuanto pase un poco de tiempo hay que buscar lo positivo y afrontar los problemas, mirando el lado bueno de las cosas todo nos va a salir mejor, estoy totalmente segura de que la energía positiva atrae más energía positiva, y al revés lo mismo, lo malo atrae más cosas malas así que a buscar siempre la parte positiva. Con 17 años a veces las cosas se hacen muy cuesta arriba, recuerdo perfectamente cuando tenía esa edad, pero nada es para siempre y lo malo también pasa, aunque nos parezca imposible acaba pasando, y todo tiene solución. Un besito y me alegra que no quieras amargarte, si lo piensas bien y te tranquilizas, seguro que no te parece todo tan complicado, o al menos te darás cuenta de que hay solución, aunque sea difícil de encontrar.

      Eliminar
  21. hola! hermosa tu entrada y bendita tu almita que ve estas bellezas y las comparte. gracias bella persona, yo atraparia en una botella el olor despues de la lluvia y el olor a leña quemada, gracias y abrazo tu ser maravilloso.

    ResponderEliminar
  22. Hola¡¡¡ Me alegra que rescates estos post, así me pongo al día, que llevo una temporada muy loca y tengo el blog abandonado. Hay muchas cosas que compartimos, cuando estoy muy agobiada, también lleno la bañera a modo de terapia relajante y lo de la colonia en la almohada lo hago casi siempre, me encanta que la casa huela bien, me gusto mucho la frase de embotellar los recuerdos...
    Besos

    ResponderEliminar
  23. No sé por qué se me había pasado este! Me gustan muchas de las cosas que dices, pero lo de la colonia en la almohada creo que me asfixiria, jajajajaj
    Besos y feliz findeeee

    ResponderEliminar
  24. A mi me encanta leer esos recuerdos de tus días, como te explicas y como lo vives. Me encanta que me recuerdes como huele la hierba cortada , la tierra mojada, las rosas, las colonias, el olor a mar. Me gusta que te bañes en una bañera grande con sales , aunque tengo sales nunca me he bañado en una bañera con sales. Y ahora ya desde hace unos años no puedo oler esos olores que me cuentas y que me gustaban. De vez en cuando cuando me hecho un liquidito en mi nariz puedo percibir algo de olor. Pero no huelo casi nada ya. Bueno maja que me encanta leerte. Un abrazo

    ResponderEliminar