domingo, 23 de septiembre de 2012

Como me cuido




Hola!!!!!!!!!!!!!!  Bueno, me alegra estar aquí después de esta semana tan buena, llena de premios, sol y con el único punto negro de la vuelta al cole. Si, soy una irresponsable, pero me da pena que mis hijos empiecen a clase, quiero que descansen siempre. Aunque reconozco que la rutina empezaba a ser necesaria.
He pensado mucho en esta entrada, no sabía muy bien de qué hacerla para no aburrir a nadie, y se me ha ocurrido hablar de mis cuidados, sobre todo de mis cuidados naturales. Yo me he centrado en este tipo de cuidados desde hace unos 23 años, siendo niña, desde que  vi una pirámide nutricional y empecé a interesarme por la dietética. Cuando yo empecé no había Internet ni nada de esto, así que sacaba información de revistas, algún programa de la tele, libros que tenía mi madre en plan La botica de la abuela y escuchando aquí y allá. Os hablaré sobretodo de los que llevo muchos años utilizando, para explicar lo que yo he notado en este tiempo. Hay miles de entradas en los blogs de este tipo, pero me he dado cuenta de que algunas personas llevan poco tiempo aplicando estos cuidados, así que yo os daré mi opinión de su uso prolongado.
Para empezar os diré que me gusta cuidarme pero sin caer en la esclavitud, creo que todo debe hacerse en su justa medida. Y la clave está en cuidarse por dentro y por fuera.
He decidido no hablar de cosméticos,  solo os explicaré un poco mis cuidados diarios. Además no soy fiel a una marca, voy variando según muchas cosas, la época del año, mi economía del momento, vamos, que no tengo una marca fija, aunque si que tengo marcas que he borrado de la lista y no volveré a usar.
Mis cuidados por dentro son muy sencillos. Para empezar, desde hace 15 años tomo a diario, en un zumo y en ayunas, una cucharada de germen de trigo y otra de levadura de cerveza, y mis hijos también la toman. Ya os digo que uso esta mezcla desde hace exactamente 15 años, empecé a hacerlo porque leí en una revista de medicina, en la sala de espera de un dentista, que en la alimentación actual apenas consumimos vitaminas del grupo B, e investigando y preguntando me enteré de que estos dos productos nos aportan una buena cantidad. Por aquellos años me costaba lo mío conseguirla, la encargaba en una herboristería y la dueña lo traía de otra herboristería de Benidorm. Supongo que lo habría en más sitios pero yo lo compraba así. Con el tiempo empecé a encontrarlo en más sitios y ahora lo compro en los súper o donde coincida, la verdad es que no me complico. Y debo decir que los resultados son estupendos. Mi pelo está sanísimo, puede gustar más o menos pero más sano no puede estar, y el de mis hijos, que lo toman desde muy pequeños también. Mi piel está bien, está claro que no hace milagros y no voy a tener la piel que tenía a los veinte años pero no me puedo quejar. Cuando llevaba como cuatro o cinco meses consumiendo estos productos fue cuando más empecé a notar sus beneficios, ahora más bien son un mantenimiento, pero merece la pena. Yo he llegado a llevarlos de vacaciones, si voy de hotel no, pero de apartahotel o apartamento si, junto a la licuadora.
Ahora os explico el zumo que tomo en ayunas, cada mañana con la levadura y el germen. En este caso yo lo llamo gazpacho raro, porque lleva un montón de cosas. Tengo unos ingredientes fijos y los otros los voy cambiando según la época del año. Lo primero es usar un poco de zumo de naranja para que el zumo no quede pastoso. Yo lo tomo con mis hijos, pero os diré la cantidad por persona. No es necesario hacer una cantidad enorme, lo importante es tomarlo a diario. Yo uso una naranja por persona, aunque si veo que da demasiado zumo uso media porque al mediodía la aprovecho ya que me tomo un vaso de zumo de naranja. A esta naranja o media naranja le añado el zumo de medio pomelo, soy incapaz de añadir más, me sabe demasiado ácido. Y para completar la base añado el zumo de dos o tres zanahorias, depende del tamaño, zumo de medio tomate, zumo de un trocito de pepino, y zumo de lechuga. Si, habéis leído bien, zumo de lechuga. Yo lo hago enrollando unas hojas de lechuga, las meto en la licuadora en la sección  correspondiente y las licuo. Y sale un montón de zumo, y si puedo, añado a estas hojas perejil. Esta es la base, aunque siempre añado algo de temporada, manzana, ciruela, uvas, piña, lo que coincida, y una ramita de apio si tengo. En esta mezcla disuelvo el germen y la levadura. Al principio me sabía a rayos, pero ya me he acostumbrado y después de tanto tiempo la bebo como el agua. Lo único que odio es limpiar después la licuadora, me da mucha pereza. Con este zumo he notado algunos beneficios, por ejemplo es ideal para ir con regularidad al baño, que es la causa de muchos problemas, desde impurezas en la piel a trastornos más severos. También noto que estoy bronceada bastante tiempo, la zanahoria ayuda. Y me siento bien, es una fuente de vitaminas enorme.
Además de este zumo me tomo en ayunas, a veces antes del zumo y a veces después, una cucharadita de miel donde he dejado macerar zanahoria en rodadas. Este truco es de unos monjes y es muy antiguo. Yo lo hago cuando empieza la primavera para preparar mi piel para el sol y lo tomo hasta que llega el otoño. Esto también prolonga mi bronceado, además de las múltiples propiedades de la miel. Luego, cuando ya es otoño, lo sustituyo por miel con limón, que es un antibiótico natural, por decirlo de alguna manera, y ayuda a prevenir los catarros. Lo que sí os recomiendo es que la miel sea buena, las industriales son todo azúcar. Yo tengo miel que me da un familiar pues la hacen ellos, pero cuando voy a un sitio donde venden miel casera la compro. Intento que sea distinta a la mía, por ejemplo de romero o de eucalipto. Y la verdad es que ni mis hijos ni yo cogemos muchos catarros, alguno sí, claro, pero nos curamos muy rápido.
Además de esto intento beber como mínimo dos litros de agua, pero con esto solo llevo unos meses porque me costó un montón. Primero intentaba beber de una botella de litro y medio, pero al ver la botella siempre llena me agobiaba y no me resultó. Luego probé a beber ocho vasos al día, pero siempre acababa perdiendo la cuenta, y desde hace unos seis meses bebo cuatro o cinco botellines de medio litro al día. El primero lo bebo antes y después del desayuno. El segundo a lo largo de la mañana. El tercero durante la comida y parte de la tarde, el cuarto de la tarde a la cena y a veces añado un quinto, eso depende. Si voy a andar en bici, a caminar o a la playa a nadar, bebo más. Siempre llevo el botellín conmigo.
En los cambios de estación tomo jalea real. Como es algo más cara, si estoy muy apurada económicamente con la vuelta al cole, en lugar de coger para todos solo la compro para mis hijos, pero la tomo desde los diez años y es muy buena. A veces la he usado reforzada con ginsen y a veces con propóleo,  y yo  noto que me quita el cansancio porque a mí, desde muy pequeña me afectan los cambios de estación.
A veces, si llevamos una racha algo pachuchos compro equinácea para reforzar las defensas. Mi hija tuvo mononucleosis y en cuanto estuvo relativamente bien se la di, es muy buena aunque como todo lo natural, es algo muy lento. Esto solo lo uso ocasionalmente.
Si alguien de casa tiene alguna infección, después de tomar el tratamiento médico, cuando pasa algo de tiempo, el convaleciente toma perlas de ajo, que saben a rayos pero son muy buenas para las infecciones entre muchas otras cosas. Eso sí, las tomamos de noche y hay que enjuagarse muy bien con colutorios porque el ajo ya sabéis que huele muy fuerte. Hay que tragar sin masticar y lavarse bien, merece la pena en ciertas ocasiones. En casa lo hemos usado hasta para una infección de acné y resultó. Y para el acné, tomar pensamiento y bardana, de farmacia o herboristería, combinado con dieta sana y limpieza, es realmente bueno. Los resultados son lentos, pero se notan.
Además de esto tomo zumo de naranja a diario, y  a veces de otras frutas, según me apetezca, e intento tomar toda la fruta de temporada posible. Incluyo en mis comidas ensaladas, no todos los días, lo admito, pero sí muy a menudo. Me gusta inventar y las hago de muchas cosas, con frutos secos, brotes, legumbres, atún, depende de lo que tenga en casa y de la época. Y en lo demás ya como todo el mundo, legumbres a menudo, aunque sea verano, si hace mucho calor las preparo en ensalada o con vinagreta, pero las tomamos. Intento incluir carne y pescado, arroz, aceite de  oliva y de todo un poco. Huyo de precocinados y congelados y como lo más equilibrado que puedo. Solo como a capricho en mis cenas especiales de los viernes, de las que os hablé hace tiempo y de las que os dejo el enlace. Pero esos días también como sano, a capricho pero saludable.CENAS ESPECIALES DE LOS VIERNES
Intento tomar calcio, ya sea en leche, yogurt o queso y en la cena tomo a diario puré de verduras o sopas con trocitos de verduras, todo casero y con verdura de temporada o verduras que he congelado ya preparadas cuando estaban de temporada. Y respecto a mi alimentación poco más se me ocurre. Vamos, como de todo pero hecho en casa y con ingredientes naturales.
Además de esto, intento llevar una vida sana. Dejé de fumar hace 8 años  y esa sí que ha sido la mejor decisión, no me he arrepentido ni un segundo. Y por supuesto intento llevar una vida activa. No hago gimnasia propiamente dicha pero camino un montón, hago bici cuando puedo porque me encanta, es una gozada y en Asturias tenemos muchas rutas y yo hago las que puedo, y no solo en bici, andando también. En verano nado a diario en la playa, y en invierno voy a la piscina, pero no soy tan constante, lo confieso. A veces me da frío, pereza o no tengo tiempo. Tengo bici estática y la hago de vez en cuando y hago abdominales y algo de gimnasia facilita en casa, además de vivir en un tercero sin ascensor y estar todo el día para arriba y para abajo. Intento hacer toda la vida al aire libre que puedo, soy de las que adora las playas en invierno, en verano voy a bañarme y tomar el sol pero en invierno tienen mucho encanto. Y voy a la nieve y al campo, para el frío hay solución, nos abrigamos y a disfrutar.
Mis cuidados naturales exteriores son muy simples. Desde hace unos 23 o 24 años me hago una rutina facial semanal. A diario sigo la misma ruina que sigue todo el mundo, me desmaquillo de noche con leche limpiadora y tónico, y uso una crema, la que tenga, y un contorno. A veces uso sérum, aunque no a menudo. Por la mañana, en lugar de la leche uso un jabón natural. Ahora mismo tengo dos, uno de rosa mosqueta y otro de lavanda, y voy alternando. Luego uso el tónico y la crema. El día de la rutina me hago un exfoliante con azúcar y aceite de oliva y me hago una sauna facial. Hasta hace cuatro años la hacía con una cazuela de agua hirviendo pero ahora tengo un aparatito que compré en Alcampo por 18 euros que es ideal. Y tiene un accesorio para los vahos de los catarros. Al agua le añado manzanilla, orégano o romero, todo cogido por mí y completamente natural. Y luego, tras cerrar los poros con tónico que he metido en la nevera para que esté frío me aplico la mascarilla natural. Tengo varias, depende la época, pero os diré unas pocas. La que uso desde los catorce años es la de arcilla. Por entonces la compraba por encargo en un salón de belleza de una conocida, era difícil de encontrar, pero ahora la hay en un montón de sitios. La he usado siempre y me va muy bien, pero no puedo tenerla puesta mucho tiempo, si me paso, los capilares se me rompen y parezco un tomate, pero como tengo el tema controlado la extiendo my bien y la dejo poco. A mí me va fenomenal. Además de esta mascarilla voy alternando, a veces mezclo yogurt con miel y huevo, otras clara de huevo con aceite y miel, que queda como un efecto flash, a veces miel, aceite de oliva y suero fisiológico que es ideal para las líneas de expresión, y en verano miel con zanahoria. En invierno mezclo yogurt con aceite y avena o germen de trigo  o aguacate con aceite. Hay muchas y siendo constantes son muy buenas, pero de nuevo es cuestión de paciencia y constancia. Y de vez en cuando añado alguna comercial, depende del momento. Después de tomar el sol o de la depilación me aplico un poco de aloe vera, “mutilo” a una pobre planta que me trajeron de Canarias y que es mano de santo. Y después de la mascarilla me aplico la crema. A veces, entre un paso y otro me doy un masaje facial. Queda genial con cualquier aceite o con una crema de baba de caracol que no es muy cara y es transparente, me doy un masaje de unos diez minutos y luego me aplico la crema. Eso si, estos cuidados intento hacerlos cuando voy a quedarme en casa, no me gusta salir con la piel tan vulnerable. De pequeña lo hacía con mi hermana los sábados de noche y ahora lo hago cuando puedo, generalmente a mitad de semana de noche, pero depende.
El cuerpo lo cuido como todo el mundo. Intento usar geles con PH neutro, los que llevan demasiado perfume o resecan demasiado la piel los dejo para ocasiones especiales. Me hidrato a diario, a veces con bodymilk y a veces con aceite. Y de vez en cuando me exfolio añadiendo azúcar al gel.
El pelo lo cuido usando productos libres de siliconas. Hace años, la madre de una amiga tuvo un problema muy serio en la piel y no le encontraban lo que era, y al final se supo que era por lavar el pelo en la ducha, el agua con champú le caía por la cara y acabó saturándole los poros. Conclusión, como soy algo hipocondríaca, me lavo la cabeza fuera de la ducha siempre que puedo. Si estoy muy mal de tiempo no, pero si puedo, me lavo la cabeza fuera. Uso el champú más natural que puedo, ahora tengo dos en casa, uno de fresa y otro de huevo de la marca Geniol. Cuestan un euro y poco y trae un litro. La crema desenredante también es de litro, ahora no me acuerdo del nombre porque los últimos botes me los regaló mi hermana, pero busco que no lleve siliconas, que desenrede y huela bien. Intento no usar el secador, a veces no me queda más remedio pero nunca abuso, y lo mismo con la plancha o tenacillas. Tengo el pelo muy muy liso, y como siempre queremos lo que no tenemos adoro los rizos, así que a veces lo rizo. Tengo rulos de esos que hay que calentar y a mí me gusta mucho como me dejan el pelo. Cuando voy a ir a algún sitio me cepillo bien el pelo que tendré seco y limpio y me pongo los rulos que deben hervirse en un cazo o en el micro unos diez minutos. Los pongo por el pelo y a esperar, aquí cada uno los deja lo que necesite, yo los pongo una hora y me queda muy bien, luego un poco de  laca y listo. Es menos abrasivo que la plancha o la tenacilla, y a mí me dura bastante, pero supongo que eso depende del tipo de pelo. Y hace años que me echo en el último aclarado, alguna vez, no siempre, productos naturales para potenciar el brillo. A veces echo un poco de manzanilla, otras infusión de perejil y otras un poco de vinagre diluido en agua, pero poco para que el pelo no huela a vinagre. Además eso previene los piojos a nuestros niños, y a los míos les resultó, o eso o que los piojos no les querían. Y me gustaría no lavar el pelo tan a menudo, pero por el verano voy todos los días a la playa y no me queda mas remedio, y en invierno voy a la piscina, o me paso horas en la cocina y por uno y otro lo acabo lavando. Me gustaría distanciar un poco los lavados pero es mi asignatura pendiente.
Hace años, en la peli Morir joven vi a Julia Roberts echarse continuamente mayonesa en el pelo, y al investigar descubrí que lo hacía por los prohibitivos precios que tiene el aceite de oliva en USA, pero tenía una causa pues al parecer es muy bueno para el cabello usar  huevo y aceite, así que cada cierto tiempo me hago esa mascarilla. Y de mi tía abuela heredé el truquito del alcohol de romero. He visto que Isasaweis hace aceite de romero, yo nunca lo he usado, pero el alcohol si, me lo prepara mi madre con romero que yo recojo y de vez en cuando lo echo en el cuero cabelludo, en los cambios de estación, y fortalece mucho el pelo.
Además, intento no usar gomas que lo corten, no lo cepillo cuando está muy mojado ni uso productos agresivos.
Para las manos soy un desastre, echo crema cuando me acuerdo y las uñas las trato con aceite de almendras, también cuando me acuerdo.
Los labios los hidrato con cacao o vaselina, pero pocas veces, la verdad porque no se me resacan. Alguna vez he dormido con miel, quedan geniales por la mañana, aunque me da no sé qué dormir así, reconozco que me cuesta.
No recuerdo ahora ningún cuidado más, pero con estos que os digo llevo un montón de años y me funcionan. Además, intento vivir la vida al máximo, disfruto de mis hijos, de mi marido y de toda la familia, aprovecho cada día de sol y cada día de lluvia, me gusta el campo, la playa, la nieve y la ciudad. Busco el lado bueno de las cosas, intento solucionar los problemas en lugar de hundirme, y creo que así, mirando hacia el futuro y esperando un mañana mejor, sacando partido de las pequeñas cosas y siendo igual de feliz en un buen viaje que en una tienda de campaña cerquita de casa. Además, nunca me desanimo cuando algo no me sale bien, estoy segura de que las cosas pasan siempre por algo. Eso, y seguir teniendo sueños es el secreto para estar bien. Besos para todos y contadme vuestros secretillos de belleza, me encantaría compartirlos con vosotras.

22 comentarios:

  1. Desde luego que limpiar la licuadora es un autentico martirio.
    A mi la jalea real me da dolor de estomago, igual que la miel.
    Me apunto el germen de trigo y levadura de cerveza, besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!!!! Es curioso, a mí hay bastantes cosas que me dan dolor de estómago, pero la miel y derivados no. Prueba la levadura y el germen, merece la pena. Yo llevo 15 años y pienso seguir, y no es caro, a mí al principio me salía mucho más caro pero ahora cuesta poco y dura bastante. Besitosssssssss.

      Eliminar
  2. Muchisimas gracias por todos tus consejos, reconozco que son geniales, y muchos de ellos no los conocia y me los apunto!!
    Besitos!!
    http://algomasquemaquillaje.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada!!!!!!!!!!!Espero que te sirvan, yo noto mucha mejoría, y además, aunque no hagan milagros son buenos para la salud. Un besito y te sigo leyendo.

      Eliminar
  3. No había leído todavía este post, pero es ¡muy bueno! Me encantan todos tus consejos, lo explicas genial :)

    http://doitnaturalnow.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  4. Gracias guapa, me alegro que te guste. Intento explicarme lo mejor que puedo para que todo el mundo me entienda. Un besito.

    ResponderEliminar
  5. Yo creo que esto daba para 3 o 4 post! Qué de cosas naturales, me encanta!
    Aunque con lo inconstante que soy, me cuesta mucho llevar una rutina. Y mira que de siempre eso viene bien y más con los problemas de acné que he tenido y que me han dejado un montón marcas...
    Lo del zumito con el germen y la levadura es una genial idea aunque es eso, da tanta pereza limpiar, que termino por no hacerme ni un zumo de naranja.
    Y para la cara no sé si puedo usar aceite teniéndola mixta, me da la sensación de que me causaría mucha grasa ¿no?
    Bsitoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapísima!!!!!!!!Lo del acite para el acné es relativo. Mi hija tuvo muchísimo acné y me costó bastante controlarlo, lo hicimos combinando tratamientos de cosmética con cuidados naturales, y reforzamos tomando pensamiento y bardana, las perlas de ajo para las infecciones y un montón de cosas. Ella, de vez en cuando se hace la mascarilla con el aceite de oliva, pero en una proporción menor que la mía, y no demasiado a menudo, pero de vez en cuando lo hace y no empeora nada. También usa mucho aloe y se lava con jabón de rosa mosqueta para evitar las marcas. Si te acostumbras a lo del zumo, luego no podrás vivir sin él, pero desde aquí reivindico una licuadora autolavable. Un besito y ya me contarás si lo haces.

      Eliminar
  6. Hola,
    Tomo nota de tus recomendaciones. Lo que pasa soy muy perezosa...Yo probé esta semana un tratamiento de hidratación en la pelu y me encantó.
    El tuyo tb tengo que probarlo, para comprobar resultados. ;)
    Un beso,
    Cristina.
    http://blog-andcoffee.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!!!!!!!!!!!!! Vi tu entrada de las mechas californianas, y me imagino el tratamiento de hidratación, apetece un montón. Yo también soy perezosa, pero insistiendo te acostumbras y ahora no puedo vivr sin el zumo gazpacho con el germen y la levadura y la sauna facial con mascarillas. Las demás cosas pueden ser prescindibles pero estas son sagradas. Prueba y me lo cuentas, aunque es lento y los resultados tardan. Un besín.

      Eliminar
  7. Me ha encantado la entrada de hoy! Y me gusta mucho lo positiva y la actitud tan buena que tienes ante la vida. Un beso fuerte y no cambies nunca! www.laestrelladelola.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapísima!!!!!!!!! Me alegra que te guste. La verdad es que la actitud positiva es muy importante, si con la que está cayendo nos dejamos invadir por la tristeza en lugar de buscar soluciones, mal vamos. Un besito.

      Eliminar
  8. :) Creo que a mi lo de la miel en los labios no me funcionaría, en cero segundos me la comería sin darme cuenta seguro^^
    Un beso, RandomLights

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja,jaja. Sí, es lo malo de la miel. Gracias por comentar y te sigo leyendo. Un besito.

      Eliminar
  9. Encantada de conocerte yo también, ya me gustaría a mí decirte como hacerlo de seguirme, pero si te digo la verdad no sé como se hace.
    Espero encontrar un alma bendita que me lo diga.
    Besos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa. Cuando sepas como se hace me lo dices y te sigo encantada. Un besito.

      Eliminar
  10. me ha encantado el post!mi madre también me daba todas estas cosas de pequeña y yo intento mantener las costumbres!el zumo natural no lo perdono!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa!!!!!!!!! Me alegra que te guste el post. La verdad es que el zumo es una adicción, si un día no puedo tomarlo parece ue me falta algo, me noto rara. Un besito y te sigo leyendo que me encantan tus manicuras y sobretodo los trucos.

      Eliminar
  11. Me ha encantado esta entrada!!!! Me ha parecido super útil... Un día nos tienes que enseñar tus cositas de cosmética y las mascarillas que te haces... Desde aquí también te doy las gracias por el premio. Te escribí en el otro post, pero una vez mas, no apareció el comentario... creo que tu blog me tiene manía jejeje.

    Un besito muy fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa!!!!!!!!!!Me encanta que te guste. Yo ahora mismo no podría vivir sin mi zumo,mi germen y levadura y mis inventos para la piel. Y si, estoy empezando a creer que el blog te tiene manía, habrá que regañarle. Je,jejeje. Un besito.

      Eliminar
  12. Holaa! respecto a la pregunta que me haces en el blog sobre la marca de la Rosa de Mosqueta, lo he mirado y creo que es Natural Nankervis.
    Espero haberte ayudado.
    Besitoos!!
    http://algomasquemaquillaje.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, guapa, preguntaré en la herboristería a ver si la tienen o me la consiguen. Es que la que yo he usado me da la sensación de que es como el aceite Jonhsons¨s que no está mal pero que no es lo que necesito. Un besito y te sigo leyendo.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...