viernes, 7 de octubre de 2011

Lo que me gusta comer en otoño


Hola,¿qué tal todas? Yo por aquí, deseando que el otoño nos envuelva ya del todo porque este extraño calor que nos ha acompañado últimamente está ya un poco fuera de lugar. Yo quiero que sea el momento de coger castañas y que todo huela a musgo y a hojas secas.
   Bueno, dejando esas cosas aparte, hoy quería hablaros, para variar un poco, de algunos de los platos que me gusta preparar en otoño. No son platos específicos de esta época, pero no sé por qué, a mí me saben mejor en estos días, sobre todo sí está un poco frío.
   Una de las cosas que más me gusta para cenar es algo realmente barato y muy de toda la vida, una sopita de ajo de primero y tortilla de patata de segundo. La tortilla en esta ocasión me gusta normal, con o sin cebolla, pero nada más. Por el verano las preparo rellenas y en primavera vegetales o de puerro y bacalao pero en otoño y con sopa de ajo me gusta la tortilla de siempre. Me encanta llegar a casa cansada, con el ambiente frío y cenar esas cosas.
   Para comer, una cosa que me gusta mucho hacer de vez en cuando son patatas guisadas con chorizo. Yo les echo laurel y pimientos, además de la cebolla, el ajo, el chorizo y las patatas. Para mí es un plato que huele a otoño aunque también lo hago de vez en cuando el resto del año y me gusta como huele todo el portal cuando las preparo. Victoria Beckham se equivocaba, el olor a ajo y a comida es muy agradable. Y otro plato estrella son los champiñones. El otoño es la época ideal para coger setas, y los champis o alguna otra seta están buenísimos de muchas maneras, aunque para mí hay tres que son mis preferidas. La primera es laminarlos y saltearlos con ajo y hacer con ellos un revuelto o usarlos para acompañar una carne. La segunda es poner esos mismos champis en una base de pizza  cubierta de tomate y especias y ponerles un poco de queso encima. Y la tercera es ponerlos a cocer partidos en cuartos con vino blanco y una cucharadita de harina. Quedan geniales. Y con las setas que son como más blanditas, hago croquetas. Se hacen igual que las normales, pero en lugar de echar pollo o jamón, echamos setas muy pochaditas con cebolla. Son un entrante muy original.
   En estos días uso mucho las castañas para cocinar. Me encanta ir a cogerlas, y luego, además de tomarlas asadas con sidra dulce, me gusta hacer distintos platos. Uno de ellos es lomo de cerdo al horno con miel, y para acompañar puré de patata y castañas salteadas en mantequilla. Eso lo cenamos algún viernes de esos de cenas especiales, y de primer plato hacemos puré de espárragos que aunque no es muy otoñal ese ligero sabor a tierra me recuerda al otoño.
   Los fines de semana hago potaje asturiano con castañas. Es un potaje que se come en Asturias, y hacen uno bastante parecido en Cantabria. Lleva fabes(alubias), patatas, verdura, todo tipo de chorizo, morcilla, tocino y demás carnes, y como nota otoñal, castañas. Está muy rico, aunque es una comida muy fuerte.
   Y ya como última cosa, la manzana. En mi casa tenemos manzanas de una finca familiar y claro, las usamos un montón. Me gusta prepararlas asadas en el horno, o en compota, y en zumo para acompañar al zumo de zanahoria que es tan sano y no me gusta demasiado.  Y algunas veces hago tarta de manzana, y para que no solo la tomemos en dulce, salteada también me gusta para acompañar al cerdo.
   La verdad es que me encanta el otoño. Es una época que me trae muy buenos recuerdos y en la medida de lo que puedo intento que algunas de aquellas cosas que yo hacía cuando era pequeña no cambien demasiado. Me gusta coger piñas, antes las usaba para la cocina de carbón de mis abuelos pero ahora sirven para hacer centros de mesa de Navidad, y recoger castañas o manzanas es la mejor manera de pasar un tiempo al aire libre. Las comidas en esta época son muy ricas, aunque engordan un poquito, y en otoño todo huele mejor. En los últimos días de otoño, cuando ya el invierno está muy cerca, las calles huelen a humo porque la gente empieza a encender la calefacción y los escaparates están mucho más bonitos que en verano, con hojas, castañas, piñas y toda esa variedad de tonos ocres que dan sensación de calidez. Y me encanta cuando cambian la hora y anochece antes. El primer sábado después del cambio de hora siempre salimos tarde para que nos anochezca en la calle siendo temprano. Dicho así suena un poco tonto, pero no sé porqué, siempre lo hacemos.
   Bueno, por ahora no se me ocurre mucho más que decir, pero me gustaría que me contarais lo que hacéis vosotras en otoño. Me encanta saber las costumbres e otros sitios o las tradiciones familiares. De verdad que me encantaría saber si también cogéis castañas o y hacéis comidas sabrosas o por el contrario aprovecháis para hacer un poco de dieta antes de Navidad. Bueno, no os entretengo más, pero chicas, porfa, contadme cosas. Ahora os dejo y me voy a tomar una infusión, un vicio que tengo todo el año pero en otoño tomo más porque me han secado las flores que fui cogiendo durante el verano como manzanilla o tila. Venga, nos vemos pronto. Besinossssssssss

4 comentarios:

  1. Esta entrada me ha gustado mucho, quizá la que mas.
    A mi también me encanta el otoño,y mis comidas del otoño,es volver a las legumbres,que durante el verano,apenas comemos.Las castañas las recuerdo comer con leche,en mi casa nos gustaban a todos,pero en potaje no he probado,pero se que en Galicia también se usaban.Besos

    ResponderEliminar
  2. Me alegra que te guste. Y mi abuelo, que era gallego, también las tomaba con leche. Él decía que había sobrevivido a la guerra comiendo castañas. Besitos y nos vemos.

    ResponderEliminar
  3. Hola!!! me ha encantado este post... ahora mismo no se me vienen muchas cosas a la cabeza pero te voy a contar algunas de las que me acuerdo que solemos hacer en otoño....
    Cuando se acaba la vendimia, mi padre (que es agricultor) guarda un poco de uva para hacer vino para casa. Ese día van mis abuelos, mi tío, mi padre, mi novio y mi suegro y recogen la uva, luego la pisotean y hacen vino tradicional para toda la familia. Una vez acaban, hacemos carne y embutidos a la brasa y comemos todos juntos montando una buena fiesta. Como también se acaba la temporada del melocotón, mis abuelos paternos, mi tío y mi padre suelen poner mucho melocotón en almíbar, te pueden hacer unos 300 botes para casa... y no veas lo bueno que esta!!
    Otra cosa que también celebramos es el pilar. Nosotros como buenos maños que somos celebramos el pilar por todo lo alto. Además mi abuela paterna se llama pilar y una tia mia materna pilarin así que más motivo... hacemos comida con la parte de mi padre y por la tarde vamos a casa de mi tía. Mi hermana es jotera y siempre canta unas buenas jotas para amenizar la comida... al final acabamos cantando todos, destrozando las jotas con nuestras voces... pero nos lo pasamos genial!
    Para todos los santos, siempre compramos castañas y las hacemos a la brasa.... estan buenísimas!! yo no sabía todas las formas de cocinar que tienen... me tendré que animar y probarlas como decís por aquí. También solemos ir para todos los santos a una feria que hacen y hay artesanía, animalitos, un pabellón de maquinaria agraria....

    Ahora no se me ocurre nada más, pero seguro que me dejo algo... si me acuerdo te lo cuento! un besico

    ResponderEliminar
  4. ¡Cómo me gusta que me contéis esas cosas! Lo del vino suena genial, y lo de los melocotones ni te digo. Nosotros también asamos castañas en Todos los Santos, están tan buenas. Y lo de cantar jotas suena genial, a mí esas cosas me gustan un montón. Bueno, si te acuerdas de aogo más se agradece que lo cuentes. BESINOSSSSSSS.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...