lunes, 5 de septiembre de 2011

Ideas de regalos para abuelos

Hola,¿qué tal? Ya sé que últimamente tengo un poco abandonado el blog, pero es que tengo poco tiempo libre, la verdad, y me está costando ponerme al día, pero poco a poco intentaré actualizar.
  Debo confesar que hoy no sabía de que hablar así que se me ha ocurrido que podía dar algunas ideas de cosas que podemos regalar a nuestros mayores, a los abuelos, a algún tío abuelo, a esas personas tan queridas y que no resultan fáciles de regalar.
   Ya sabéis que siempre digo que el regalo debemos hacerlo basándonos en el gusto de la persona que lo va a recibir, bueno, pues en el caso de personas mayores creo que es aún más importante.
    Cada persona es un mundo, pero todas las personas mayores que yo conozco valoran dos cosas sobre todo, que el regalo no haya sido demasiado caro y que sea práctico. Mis abuelos, por ejemplo, sufrían mucho al pensar que podíamos haber gastado demasiado en algún regalo, y mis tíos abuelos igual.
   Así que voy a poneros algún regalo que yo hice, aunque es una idea orientativa, luego cada uno puede combinar las cosas como le parezca.
   Hace algo de tiempo mi madre tenía una tía que para nosotros era como una segunda abuela, y teníamos por costumbre hacerle regalos en reyes y por el santo. Era la mujer muy coqueta y no le decía a nadie cuando era su cumpleaños, así que solo celebrábamos el santo. Y cada año era más complicado regalarle. Era una señora que tenía de todo, y a la gente mayor las cosas le duran mucho tiempo así que por ejemplo, si un año regalabas un camisón, tres años después lo seguía teniendo y en perfecto estado.
      Nosotros ya le habíamos regalado camisones con batas, cestas de plantas, conjuntos de taza y plato para desayuno porque le gustaban mucho esas cosas, le habíamos dado de todo, y además, era de las que sufría al pensar que algo era caro porque ella había pasado tantas carencias en su juventud que le horrorizaba el derroche. Otra cosa que le gustaba era un perfume en concreto, pero siempre se lo compraba otra sobrina y le duraba unos dos años porque lo usaba solo para salir, a diario usaba la colonia fresca Heno de Pravia.
   Y cuando ya no tenía ideas, tuve la suerte de pasar por delante de un comercio donde estaban preparando estuches de colonia y vi una caja que traía un frasco de Heno de Pravia, pero un frasco de cristal y regalaba una polvera con polvos de talco de la misma marca.
   Entré a mirar y el precio era bueno así que la compré. No me gusta regalar colonias tan corrientes pero ésta estaba envasada en un frasco muy bonito y era la marca que ella usaba. Y allí mismo compré unas pastillas de jabón de la misma marca, venían de tres en tres y eran muy baratas. Y en unos chinos que estaban cerca compré una caja de lata, más bien pequeña que estaba decorada con dibujos que parecían antiguos, como los de los posters antiguos de la Toja, y que pegaban muy bien. En casa metí en la caja, que había forrado con dos pliegos de papel de seda, uno verde y otro amarillo como los envases y que al arrugarlos quedaban muy originales, y metí unas flores artificiales que me habían sobrado de un centro y que eran amarillas, repartidas por la caja. Luego puse la colonia, la polvera y dos de las pastillas de jabón, una a cada lado. Y lo envolví con papel de regalo clásico, que siempre tengo un rollo de colores sobrios para estos casos. Yo sé que a ella le gustó el regalo, supo que no era demasiado caro y pudo usarlo. Y también sé que si le hubiera comprado una colonia de cualquier otra marca, aunque fuera mejor, ella jamás la habría usado, porque era muy de ideas fijas. La foto que hay debajo no es mía, luego os lo explico mejor, ahora sigo con las ideas.
   Otra vez, para otro familiar, me vi en el mismo dilema. No quería ni podía gastarme demasiado y era la típica señora que tiene de todo y que además usa unas marcas en concreto y lo que no sea de esa marca no se va a usar.  Y de nuevo mirando escaparates se me ocurrió. En una tienda que tenemos aquí de esas de toda la vida vi unos pañuelos de tela bordados que no eran nada caros. Algunos tenían letras y otros flores, así que entré y cogí tres, uno con la inicial y los otros dos con flores, y eran distintos entre sí. Debo aclarar que los pañuelos eran para sonarse, no para el cuello. En unos chinos compré una cesta planita y pequeña y los metí dentro, previamente forrada con papel azul, como el color que predominaba en el bordado, y en una tienda de regalo que es tipo bazar compré dos jabones con forma de flores, y los distribuí. Esta vez lo envolví con celofán transparente y quedó precioso. Está claro que no es un regalo para algo muy especial, es más bien un detalle, pero creo que es acertado. En otra ocasión regalé algo parecido, pero un poco copiado de Internet. Compré dos pañuelos lisos, uno rosa y otro lila y los enrosqué hasta formar una rosa, lo saqué de un tutorial de Internet. Y los metí en una caja pequeña y al lado metí un espejito que en la tapa tenía una flor lila, y el espejo era plateado. Fue un regalo muy barato pero quedó espectacular y a la señora, que me había hecho un favor y quise tener un detalle, le gustó, y además vi que usó el espejo para el bolso y los pañuelos los llevaba encima. En Internet está puesta la caja que copié, es la que está más arriba, pero dejo claro que no es la mía, la polvera o espejito es idéntico (lo compré en Mundo Dulce en Gijón por si a alguien le interesa) pero la caja era distinta y los colores eran rosa y azul, como ya he dicho. Pero creo que os podéis hacer una idea bastante aproximada de cómo era el regalo. Y repito, el espejo es idéntico, cuando lo compré no lo podía creer.
Para caballero es aún más difícil regalar. Ellos también tienen de todo y usan cosas concretas. A mi abuelo o a mis tíos abuelos era mucho mejor regalarles colonia Varón Dandy que una de Massimo Duti, así que cada día de reyes, cumpleaños o día del padre era un rompedero de cabeza. En una entrada antigua os dije que a mi suegro le hice un calendario con fotos de todos los nietos, y sé que esos regalos así son un éxito, pero claro, no vas a regalarlo siempre. A mi abuelo una vez le regalé una foto que le emocionó. Él tenía una hermana por la que sentía devoción, y hace tiempo, por medio de familiares, conseguí una foto de ellos dos de jóvenes, con el marido de ella y su hija muy pequeña. Era una foto de un tamaño minúsculo y bastante deteriorada, pero con paciencia, escaneándola varias veces, descargándome programas y usando un buen papel de fotos logré que quedara bien y de un tamaño decente. Entonces compré un marco de esos que tiene para dos fotos, en un lado puse esa foto y en el otro una de ellos dos bastante reciente. El marco cerraba como un libro, de modo que no se veían las fotos y lo envolví en papel sobrio, y cuando se lo di y lo abrió, mientras me decía que no necesitaba nada y que no tenía que gastar el dinero, quedó sin palabras, era lo último que esperaba ver. Además, se da la circunstancia de que mi abuelo valoraba mucho las fotos porque él no conservaba ninguna de sus padres y lo lamentaba siempre porque decía que con el paso de los años, aunque no los olvidaba, se le iban borrando los rasgos porque los había perdido cuando era niño.
   Y una cosa parecida hicimos con una tía de mi madre que es muy mayor y vive en el pueblo. Ella es bastante concreta para los regalos, así que un día que descubrí una foto del año catapún, también muy pequeña y deteriorada, de las fiestas del pueblo, donde salía ella, su madre, sus hermanos y muchos amigos que ya no viven, la amplié y arreglé para meterla en un marco. Cuando fui a comprar el marco vi uno que era una caja de madera, el marco estaba en la tapa así que lo compré, puse la foto en la tapa y dentro metí unos bombones al peso porque es muy golosa, la más golosa de la familia con diferencia. Y ella también quedó sin palabras al ver la foto, esas cosas emocionan mucho.
   Y siguiendo con los regalos de caballero, os daré alguna idea más. De nuevo podemos recurrir a los socorridos pañuelos. A mi tío, que para colmo es alérgico a la celulosa, se los he regalado en varias ocasiones porque sé que los usa. Una vez compré tres con la inicial bordada en distintos colores, los metí en una caja que tenía dibujos tipo marinero, y al lado puse un frasco de gel la Toja, un tamaño pequeño que tenía sin estrenar de alguna promoción y una pastilla del mismo jabón, pero todo de caballero, que compré en una droguería. Lo envolví con papel sobrio, como todo lo de hoy, y sé que le gustó porque ese gel sí lo usa y las pastillas de jabón también.
   También es buena idea, para algunos señores, regalar un bolígrafo. Mi padre, que debo confesar que aún es joven pero es solo un ejemplo, siempre lleva un bolígrafo encima, el bolígrafo y una navaja de esas sencillas siempre le acompañan, para disgusto de mi madre porque tiene miedo que la navaja le meta en algún lío porque siempre pita en los aeropuertos y no le dejan llevarla encima pero él erre que erre, y corta el pan y muchas cosas con ella. Bueno que me enrollo, pues lo del boli es buena idea. Yo los he regalado de muchos precios y marcas. Hay sitios donde los venden en estuche y es un regalo bastante aparente. En alguna ocasión incluso los he grabado y sé que no me habían cobrado demasiado.
Y la navaja también es un buen regalo si el señor la usa. Mi padre las colecciona así que siempre que viajamos ya sabemos que traer, a mi madre alfileteros, dedales o artesanía y a él navajas. Y una idea que yo regalé una vez es un set de pesca. Está claro que la persona tiene que pescar. Si sabemos eso, debemos buscar cosas originales porque seguramente lo más básico ya lo tiene. Yo compré una caja que vendían especial para anzuelos y aparejos. La caja en si era bastante sosa, así que con el ordenador y papel de pegatinas (que compré en Alcampo) hice un letrero bonito que decía que aquel set era para el mejor abuelo, y la puse en la tapa. Además era fácil de quitar por si quería quitarlo. Dentro metí cosas que yo pensaba que era más difícil que tuviera, por ejemplo unas cositas (no recuerdo el nombre) que al tirarlas al agua se encendían y atraían la pesca, cebos artificiales muy modernos que yo sabía que no tenía, plomadas que también eran nuevas, diversas cosas que fui metiendo en los compartimentos, y pedí un calendario de mareas en la oficina donde se saca la licencia de pesca y lo puse encima. Debo decir que quedó muy bien y le gustó.
    Y una cosita que yo regalé y que queda bastante bien es, si fuma, comprar una pipa, un paquete de tabaco de pipa y un mechero lo más clásico posible. Yo lo complementé con una petaca que encontré en la tienda de regalos donde compré los jabones que os decía antes, y lo metí todo en una caja de madera que compré en una tienda de manualidades. Lo coloqué bien y creo que es un buen regalo, aunque bastante específico.
   Y para señora también regalé costureros. No siempre han sido costureros completos, a veces simplemente regalé un alfiletero bonito, un dedal decorado que vaya bien con el alfiletero y a lo mejor unos tubos de hilo de colores. Todo ello lo ponía en una caja pequeñita y lo envolvía bien. Otras veces compraba cosas que, al igual que con la pesca, la persona no tuviera porque las cosas básicas seguro que las tenía, así que he llegado a comprar huevos de madera de los que sirven para remendar, botones originales que yo metía en cajas muy pequeñas que compraba en los chinos, cosas así.
   Y por último, recuerdo un regalo que hice hace poco y que gustó a la persona porque iba bien con su personalidad. Esta vez era para una señora de la familia que es la típica señora que siempre va muy arreglada, con broches, foulards y de todo. Bueno, pues tenía que hacerle un regalo y no sabía que comprar porque tiene de todo, así que fui a una tienda donde se supone que todo vale dos euros, aunque en realidad acabas gastando más, y encontré un abanico precioso, un foulard de los mismos tonos y un broche que tenía también los mismos colores. Esa tienda tiene la mercancía ordenada por colores así que fue fácil combinar. No quería darlo mal presentado y compré una caja en los chinos que tenía forma ovalada y los dibujos tenían los mismos tonos que el foulard y demás. Lo metí todo dentro y lo envolví vistoso, con un gran lazo de tela, y quedó muy bien. Me había salido todo muy barato y sé que a la persona le gustó porque se lo vi puesto, que es la mejor señal.
   Bueno, chicas, por hoy os dejo, espero que os guste y que os sirva. Recordad, para nuestros mayores los regalos tiene valor sentimental pero a la vez práctico. Supongo que no todos, pero la mayoría han pasado por muchas cosas y ven la vida de una forma diferente. Una vieja foto enmarcada a veces hace más feliz que el más caro de los perfumes. A veces regalar para ellos parece muy difícil, pero si lo hacemos con cariño, seguro que sale bien. Besitos a todas y nos vemos pronto.

4 comentarios:

  1. Que buena entrada!! La verdad es que tienes razón... nuestros mayores por regla general son los más difíciles de regalar! Nosotros en navidades cenamos todos en casa (mis abuelos, un hermano de mi abuela, mis padres, mi hermana y yo) somos pocos porque mis padres son los dos hijos únicos. El día de nochebuena siempre nos repartimos los regalos y en casa hay regalos para todos, pero siempre intentamos que sean lo más económicos posibles, ya que tenemos 5 mayores y sino necesitamos un gran presupuesto. El año pasado pusimos un tope de unos 15€ por mayor y fui yo a comprar los regalos. A mis dos abuelas les regalamos una cesta del Yves Rocher de productos de aseo con olor a chocolate y naranja. Llevaba gel de baño, crema hidratante, hidratante de manos y una esponja marrón y naranja. Nos salió bien de precio, por 11€ tuvimos el regalo de cada una.

    Para mis abuelos y mi tio cogí unos neceseres de axe (creo) que también llevaban gel de afeitar, unas cuchillas, un aftershave y un desodorante creo. Además lo cogí en oferta y por unos 8€ cada uno lo cogí. A todos les encantó y nos salió muy bien de precio. Además nosotros lo que hacemos es regalar lo mismo a los hombres y a las mujeres aunque cada cosa sea de su estilo. Es decir, si regalamos un bolso, pues a las dos un bolso. A cada una de su estilo.

    Espero que te haya aportado alguna idea...

    Un besitooo

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué buena idea regalar lo mismo a hombres y mujeres manteniendo el estilo! Nosotros también nos repartimos los regalos en Nochebuena. Gracias por leerme. Besos.

    ResponderEliminar
  3. Hola Marigem!! Primero Felicitarte por tu blog.Quiero decirte, que tus ideas no me parecen nada frívolas, es más, me parecen ideas de alguien que tiene la cabeza muy bien amueblada y en vista de las visitas que tienes, habrá un montón de gente que las pongan en práctica :)
    Y aparte de darte la enhorabuena, te dejo mi pequeña contribución, http://enelblogqueloencuentro.blogspot.com/ .... tengo algunos post con páginas que os pagan por paypal o vales regalos, solo por rellenar encuestas, en fin pasad y cotillead, Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Hola Merche. Gracias por leer el blog. Me he pasado por el tuyo y me ha gustado mucho, aunque lo he mirado muy rápido. En cuanto tenga más tiempo lo miro con calma. Besinosssss.

    ResponderEliminar