sábado, 13 de agosto de 2011

Homenaje a mi coche


Qué llevar en el coche.


Hola a todas desde estas tierras donde estamos viviendo el verano más extraño de nuestras vidas. Hoy no sabía muy bien de que hablaros, porque pretendo que este blog sea variado para que nadie se aburra, así que he estado divagando sin llegar a ninguna conclusión.
    Y de pronto, sin más, se me vino a la cabeza una frase o más bien una pequeña historia que dicen en una película que a mí me gusta mucho. 

En esta película alguien cuenta que los habitantes de un pueblecito de la Toscana italiana construyeron las vías del tren mucho antes de que el ferrocarril llegara a Italia. 
Bueno, pues algo parecido hizo mi madre con mi abuelo. 
En los años sesenta mi abuelo quiso sacarse el carnet de conducir, y mientras estudiaba para ello, el día del padre, mi madre le regaló un San Cristóbal(patrón de los conductores) de esos que se ponían en el salpicadero y un plumero para limpiar el coche porque por aquel entonces los asientos eran de eskay y era lo que se estilaba. 
Y mi abuelo no tuvo coche hasta dos años después, así que aquellos regalos demostraron mucha fe y esperanza. 
Desde entonces en mi familia hemos valorado mucho el hecho de tener coche. Aunque no sean los más lujosos ni modernos, mi coche para mí es como el Ferrari de Alonso, porque gracias a él mi marido puede ir al trabajo y hemos podido salir siempre con los niños. 
No lo considero imprescindible porque muchas veces salimos sin él, pero si que es muy importante en nuestras vidas. 
Y hoy, como un homenaje a mi coche, y a todos los coches que ayudan a las familias, me apetecía deciros que cosas llevo siempre en el coche, valga la redundancia, para salir de los apuros y emergencias.
Desde luego, muchas de las cosas fueron cambiando a medida que los niños crecían, aunque hay algunas que siguen siendo las mismas.

   En primer lugar, yo creo que en el coche todos debemos llevar un botiquín. Yo tengo una cajita de lata, que me habían dado con algo(ni siquiera recuerdo con qué) y siempre llevo unas aspirinas y unos gelocatiles, y cuando los niños eran más pequeños llevaba Apiretal o Dalsy. También llevo siempre tiritas de distintos tamaños, y alguna de esas que te pones en el pie cuando te roza el calzado y que son muy eficaces, un bote pequeño de mercromina o betadine, un bote de agua oxigenada, una venda y esparadrapo y algo para las picaduras, generalmente Afterbite. Y chicles para el mareo, claro.
Gracias a esas cosas, alguna vez hemos evitado tener que regresar a casa en el mejor momento del día. Está claro que si te pasa algo grave este botiquín sirve de poco, pero para aliviar un dolor de cabeza, una picadura o la herida de un zapato sirve, y puedes disfrutar del día con la familia.
     
Otra cosa que siempre he llevado, aunque parezca una tontería, es una gorra, bueno en mi caso más de una. No es la primera vez que salimos de casa con el día nublado y luego sale el sol, y a raíz de una insolación que pillé una vez en un parque, siempre llevo algo para la cabeza. 
No es necesario llevar una gorra maravillosa, yo siempre llevo alguna que me dan con propaganda, de alguna bebida o de algún centro comercial, y así, si calca mucho el sol, podemos dejar a nuestros hijos jugar porque están protegidos y no tenemos que volver a casa en el mejor momento. 
Y por una razón parecida siempre llevo unos playeritos o zapatos de repuesto con calcetines y una chaqueta. 
En una mochila que ya no usemos mucho porque se han cansado o el personaje está un poco pasado de moda pero que la mochila está bien, metemos las gorras, unos calcetines, yo siempre los meto de deporte porque son más calientes y combinan mejor, y de calzado yo suelo coger playeritos de tela tipo Victoria, unos que ya tengan el color un poco menos vivo. 
Y la chaqueta siempre llevo la misma, unos polares que compré de oferta dos por uno y que no ponen para vestir pero que son muy calientes. 
A veces estamos disfrutando de un día precioso lejos de casa y uno de los niños mete el pie en un charco, por ejemplo, pues le ponemos los otros playeros y aunque seguramente no pegarán mucho con lo que lleva puesto, al menos están secos y no tenemos que volver a casa antes de tiempo. 
Y con la chaqueta igual, a veces salimos de casa en un día de mucho calor y de repente refresca, pero no queremos volver tan pronto, pues le ponemos la chaqueta y podemos quedarnos un poco más. 
Yo siempre intento que esta mochila ocupe poco sitio, y la llevo en un lado del maletero. Y otra cosa que tengo es un set de belleza.
Generalmente salimos pintadas de casa y llevamos en el bolso lo necesario para retocarnos, pero a mí alguna vez me ha ocurrido que hemos ido a una playa con el coche, y luego nos ha apetecido ir a dar un paseo o a tomar un helado a algún sitio, y yo estaba a cara lavada. 
Bien, este set de belleza es solo para salir del apuro porque no son cosas demasiado buenas. 
Yo, después de probar varias cosas, ahora llevo uno de esos estuches de maquillaje que llevan un poco de todo y que cierran en una cajita compacta. En el que yo tengo hay varias sombras en tonos rosas, azules y verdes, por tanto me sirven para casi cualquier look, tiene un rimmel pequeño, un lápiz de ojos negro, un colorete, unos polvos compactos, un lápiz de labios y tres o cuatro tonos de brillo de labios. 
No sirven para un look sofisticado, de hecho solo hay un tono de colorete y el rimmel es muy básico, pero al menos no damos esa sensación de cara lavada. Ese estuche lo llevo en un neceser donde guardo también un cepillo, unas gomas del pelo negras para que vayan con todo y unas orquillas, una muestrita de perfume, un botecito con gel de baño para lavarnos en caso de necesidad, un botecito con colonia fresca para los niños, un paquete de toallitas húmedas, una muestra de crema solar por si un día nublado abre de repente, para que no nos quememos, y una muestra de crema hidratante para echar debajo del maquillaje si vengo, por ejemplo, de la playa. No es que con esto vayamos maravillosas, pero al menos nadie nos va a mirar por ir hechas una facha.
 Este neceser lo llevo en la guantera, a mi lado, y siempre puedo cogerlo en caso de necesidad.
  
Y una cosita que no podemos olvidar es una toalla, por si tenemos que secarnos o para sentarnos en un prado, y una manta de viaje, porque a lo mejor un niño se nos duerme en el coche o nos entra frío cuando volvemos a casa de noche en invierno. Entonces nos tapamos con una manta y ya está. 
Las que tengo ahora son ideales, una la compré en la tienda Casa y la otra me la regalaron con cereales, son suaves y ocupan poco. 
Y la toalla es una de playa que me entró con un refresco, es bonita y también ocupa poco y ya me ha sacado de un montón de apuros.
   
Bien, teniendo cubierta la belleza, la salud y el frío o calor, ahora queda la diversión. Está claro que no llevamos las mismas cosas para entretener a nuestros hijos cuando son pequeños que cuando son mayores, pero hay algunas cosas que sirven para todas las edades. 
El objeto que bajo mi punto de vista nunca debe faltar en un coche es un balón. Si los niños son pequeños se los podemos dar blanditos y de un tamaño apropiado y a medida que vayan creciendo podemos dárselo de reglamento o de baloncesto. 
Así, si algún día salimos y sin tenerlo planeado acabamos en un merendero o en un área recreativa por lo menos tienen algo para jugar y se divierten. 
Podemos tener también un juego de playa de esos de cubo, paleta y rastrillo por lo mismo, a veces vamos a sitios que tienen arena y nosotros no la sabíamos, y con esos juguetes se lo pasarán mejor y pueden además jugar con otros niños. Si lo llevamos bien colocado ocupan poco espacio y no nos molestarán para nada. Cuando mis hijos eran más pequeños, yo llevaba también en una mochila que ya no usábamos un “lote” de cosas, y así, si una excursión o una jornada familiar se alargaba más de lo previsto ellos tenían con qué jugar. 
El lote en sí consistía en una muñeca con algún vestido, unos coches, unos cacharritos de cocina, que en realidad era con lo que más  jugaban los dos, sirven para arena, para hierba y para todo. 
Y metía siempre algún cuento de pegatinas o una pizarra con tizas. Y luego, en el asiento, llevaban unos juegos de viaje, unos se los había traído el Ratoncito Pérez, y otros, al ver el resultado, se los compré yo, pero no los llevaba todos a la vez, iba alternando. 
Y siempre podemos llevar una comba, una peonza, o mi juguete estrella y que aún usan a pesar de ser mayorcitos, la cometa. 
Las primeras eran muy sencillitas porque para niños pequeños deben ser fáciles de manejar, y luego ya podemos comprarlas más sofisticadas.
    
Y bueno, el resto de cosas que llevo son cositas lógicas como pañuelos de papel, un Boli y una agenda por si tenemos que apuntar algo, unas pilas por si se acaban las de la cámara de fotos, monedas sueltas para las máquinas de aparcamiento de la ORA, unos chicles, caramelos y cositas así.
      
Os estoy soltando un rollo que…tela marinera, pero aunque creo que es interesante hablar de esto porque son cositas que todas sabéis, pero a veces viene bien recordarlas. Yo he disfrutado de días estupendos con mi familia que seguramente se habrían estropeado si no hubiese llevado una gorra, o una tirita o un calzado de repuesto. 
Y de paso que os hablo de estos “imprescindibles” de vehículos aprovecho para resaltar el valor de las coches, porque últimamente se han convertido en un objeto que solo sirve para dar ”categoría” al que lo tiene, y a veces nos olvidamos de lo importantes que son, que nos llevan a trabajar y que nos hacen las cosas más fáciles. 
Bueno chicas, os dejo, esperando no haberos aburrido demasiado y esperando que a alguna estas ideas le vengan bien. 
Recordad que a veces podemos salvar un día precioso con un calzado seco, una gorra o un simple balón. 
Muchas gracias a todas por leerme, y porfa, como siempre os digo, dadme vosotras ideas que me encanta aprender cosas nuevas. Besinosssssssssssss y a seguir disfrutando el verano.

3 comentarios:

  1. Lo que recomiendasn tienesmucha razón hay que estar siempre preparadas para todo, como siempre Marigem , tus comentarios sonmuy acertados.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, me alegro que te guste. Besos.

    ResponderEliminar
  3. Preciosa!!! me alegro de que te guste el premio jejeje lo único que tienes que hacer es escribir una entrada como la mía, con la dirección de mi blog (si quieres, claro jejeje), 7 cositas sobre ti y los 10 blogs a los que les das el premio, así de sencillito :D:D:D
    aaaa y poner el premio en tu blog, para que lo vea todo el mundo! jejejeje
    Un besote Reina!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...